Archivos Mensuales: junio 2014

Capitulo III: “La Confesión”

3er Capítulo de la Serie “Dulcinea, la historia de amor jamás contada”:

“Desde el momento mismo de poner un pie en el patio y ver al fondo de los arcos el reflejo metálico de la oxidada coraza se dio cuenta de que no había sido un sueño, y que le esperaba una ultima noche aguantando los delirios y locuras de aquella mente desquiciada…

Una vez el miedo se había tornado en extraña complacencia, quizá por tener la seguridad de que seria la ultima vez, se dispuso simplemente a escuchar….sentada en unas húmedas balas de paja, aunque…con la sensación de no reconocer la figura que tenia delante…

…un segundo después, el tiempo necesario para que la visera del yelmo acabara de levantarse…..incredulidad….aquel extraño joven de ojos fijos, en el que minutos antes había pensado, como una premonición, apareció ante ella como una copia de lo que esperaba ver, pronunciando las mismas palabras que ella esperaba de otra persona, de otro loco que, al parecer, había contagiado toda su pertubación en un perdido discípulo que ahora intentaba cortejarla con las mas absurdas promesas…..”

Pincha sobre la imagen para verla mejor.

Lee el resto de esta entrada

Capitulo II: “Insomnio”

2º Capítulo de la Serie “Dulcinea, la historia de amor jamás contada”:

Su insomnio esa noche hacía presagiar que algo estaba pasando. Las gruesas mantas la oprimían y el silencio de la estancia era atronador en sus oídos, asique decidió vestirse, mientras, algo daba vueltas en su cabeza.. “¿Habrá sido un sueño o en realidad he oído algo? Mi nombre entre susurros ahogados por entrechocar de metales, pero…no puede ser, todo el mundo está durmiendo y hoy no hay huéspedes en la posada…” A pesar de eso, encendió el candil y comenzó a bajar las viejas escaleras, asustada mirando a uno y otro lado, protegida únicamente por la luz de una vela mediada y pensando en qué haría si en realidad había alguien allí abajo… Si al menos estuviera Alonso, su perturbado estado le haría un perfecto defensor, o quizá sería mejor que estuviera su amigo, ese extraño joven de pocas palabras que siempre la miraba fijamente, sin hablar, solo observando….. “Este pueblo y esta vieja fonda son muy pequeños para mí, necesito marchar lejos, no puedo dormir, no puedo vivir sin la sombra del loco caballero acosándome, no puedo seguir aquí….después de esta noche……haré los preparativos……es mi última noche en esta casa….”

Pincha sobre la imagen para verla mejor

Lee el resto de esta entrada

Avance de la serie “Dulcinea, la historia de amor jamás contada”.

Con esta fotografía presentamos una nueva serie que hemos pensado en ir mostrándola poco a poco. La hemos realizado un grupo de amigos que desde hace un tiempo venimos montando sesiones fotográficas algo diferentes bajo el proyecto que hemos llamado TFCD CREW  (por identificarnos de alguna forma).

En esta ocasión se trata de una “historia alternativa o paralela” entre Dulcinea y un caballero andante amigo de D. Quijote. Quien esté leyendo esto dirá “vaya unos frikis” y posiblemente lleve razón, pero en fin, algo habrá que hacer que sea algo diferente a lo visto hasta ahora.

Pincha sobre la imagen para verla mejor

Lee el resto de esta entrada

MAN Diesel 650

¿he dicho alguna vez que me encanta fotografiar vehículos?

Seguro que sí, pero en realidad lo que me apasiona es el iluminar (y fotografiar) cualquier tipo de medio de transporte. He fotografiado Vagones de mercancías, Aviones de Combate, Autobuses, Cosechadoras, Tractores y últimamente muchos coches y camiones (abajo pongo los enlaces por si queréis ver estas fotos).

Me ha costado alrededor de un año el conseguir la técnica de iluminación que estoy utilizando en las últimas series, he probado y ensayado con multitud de herramientas de luz, sobretodo caseras, hasta conseguir una técnica con la que disfruto trabajando y que me está dando unos resultados que a mí personalmente me encantan, con lo que mi objetivo de disfrutar antes, durante y después de la captura, lo doy por alcanzado.

Aquí os dejo un nuevo camión, se trata de un MAN 650 del año 1950 propiedad de Santiago Blasco y restaurado por él mismo. Como curiosidad decir que el camión no tenía batería, es decir, que tanto la luz interior, como la de los faros, pilotos y sus proyecciones están realizadas por mí mediante flashes y linternas.

Pincha sobre la imagen para verla mejor.

Lee el resto de esta entrada